Piso de arriba
Navarros y madrileños lideran las compras online en España
El comercio electrónico («ecommerce») continúa incrementando su peso en la economía española. Tal y como recoge el informe «Situación y perpectivas del comercio electrónico minorista» elaborado por EAE Business School a partir de datos de fuentes como el INE, la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia) o la OMC, navarros y madrileños han liderado las compras online en España durante 2017 con el 64,5% y el 63,8%, respectivamente de personas de entre 16 y 74 años que han usado internet para hacer sus compras, según el INE. Junto a estas dos comunidades autónomas también han destacado Baleares (62,7%), Aragón (61,2%) y País Vasco (60,1%). En el otro extremo autonomías como Galicia y Extremadura, con tasas inferiores al 50% y a bastante distancia de la media nacional, del 54,7%. Solo entre 2010 y 2017, en el conjunto de España esta tasa casi se ha duplicado, pasando del 28,6% al 54,7%. Lo que supone una tasa acumulada de crecimiento (TACC) del 9,7% en el citado periodo. Para Javier San Martín, profesor de EAE Business School y coautor del Informe, hay al menos tres factores que potencian el uso del comercio electrónico y que podrían explicar estos datos: La existencia de «entornos profesionales muy exigentes» ejemplificada en la Comunidad de Madrid y que ocuparían mucho tiempo; «una población desarrollada que vive dispersa» citando expresamente el caso de Navarra, así como «zonas con poco comercio local o con un alto porcentaje de residentes no nacionales», lo que a juicio de este experto podría ser la situación de las Islas Baleares. Al respecto, San Martin ha explicado que en países como Reino Unido- que cuentan con miles de nacionales residiendo en territorio español- «el ecommerce es una realidad desde hace muchos años y que, en las zonas rurales, compran de esta forma ya sea por conveniencia, comodidad o por el idioma». En este sentido, ha recordado que en Reino Unido la economía digital tiene un peso estimado del 7,9% sobre su Producto Interior Bruto (PIB) frente al 2,45% que tiene en el caso del español. Precisamente los británicos se cuentan entre los países donde este tipo de economía tiene una mayor presencia. Como ha constatado San Martín, «Europa no va a una velocidad unitaria, ya que hay países donde el ecommerce no está muy desarrollado, a pesar de que el Reino Unido es el país con el mayor porcentaje de compra online». En concreto, según el Informe de EAE Business School, prevé que el comercio electrónico minorista representará en 2021 más del 15% del comercio mundial. Por zonas geográficas, la más dinámica para se localiza en Asia-Pacífico con una cuota de mercado del 12,1% frente a una penetración del 8% en Europa Occidental con Reino Unido al frente, superando ligeramente a América del Norte (8,1%). Por detrás quedaría el centro y este del Viejo (3,4%), así como América Latina (1,9%) o África donde el «ecommerce» apenas abarca el 1,8% de la cuota de mercado. L Crecimiento exponencial en España Volviendo a España el peso del «ecommerce» se ha ido incrementando año a año. Por ejemplo, según datos de la CNMC recogidos en el Informe, sólo en el tercer trimestre de 2017 el comercio electrónico tuvo un volumen de negocio de hasta 7.785 millones de euros alzándose en términos interanuales hasta los 28.536 millones de euros, las más elevadas de la serie histórica. Con un crecimiento acumulado desde el tercer trimestre de 2013 del 5,6%. Como ha apuntado San Martin, coautor del Informe, si le ponemos nombres propios al «ecommerce» en España, el líder indiscutible es Amazon (304 millones de clientes activos a nivel mundial), seguido por Ebay y El Corte Inglés. «Este tercer lugar lo podría perder, ya que hay una filial de la china Alibaba (ha captado ya el 30% de los clientes digitales a nivel mundial) que va creciendo cada vez más en España», ha advertido este experto. En cuanto a número de transacciones, sólo en el tercer trimestre de 2017 estas fueron 126,5 millones alcanzando en el acumulado del año las 477,35 millones, el número más elevado registrado hasta ahora con un gran disparidad en el importe: 134,43 euros de media las realizadas desde el extranjero con destino a España mientras las internas fueron más reducidas, 67,91 euros de media. Desde España al extranjero fueron tan solo de 47,39 euros de media. De todas las operaciones registradas, un 57,7% han sido generadas con otros países, mientras el comercio interior representó el 34,6% de las transacciones. Sobre el mayor volumen de las transacciones con otros países frente al comercio interno, San Martín lo ha atribuído al «efecto logístico» ya que a plataformas como Amazon «les interesa tener más concentrado el stock de determinados productos» en ciertos países. Por sectores, en España, la mayor actividad en «ecommerce» corresponde a las agencias de viajes, un 15,6% del total, al transporte aéreo (9,9%), la moda (5,1%), seguidos por actividades relacionadas con el turismo como el alojamiento o el transporte de viajeros, con el 4,7% y 4,3%. Más lejos quedan los espectáculos o eventos deportivos (4%), así como los juegos de azar (3,5%). Para el profesor de EAE Business School, el peso de las agencias de viaje y del transporte áereo se debe a que el comercio electrónico es «el primer canal de venta a nivel mundial». Lo que también sucede con la moda: «Se está consumiendo muchísima moda a través del ecommerce», una observación que este experto ha atribuído a las facilidades en la devolución.
Según la Ley General Tributaria, la Administración dispone de un plazo de cuatro años para reclamar cualquier elemento que considere incorrecto en la declaración de la renta o solicitar cualquier dato fiscal que considere oportuno. Es decir, hasta que no hayan transcurrido cuatro años Hacienda puede llevar a cabo acciones para verificar que lo que incluimos en la declaración del IRPF sea correcto y tomar las medidas que considere oportunas al respecto. El plazo comienza a contar una vez que finaliza el periodo voluntario de presentación de las declaraciones, o desde el momento de la presentación si es posterior. Prescribirán a los cuatro años los siguientes derechos y acciones: 1. El derecho de la Administración para determinar la deuda tributaria mediante la oportuna liquidación. 2. La acción para exigir el pago de las deudas tributarias liquidadas. 3. La acción para imponer sanciones tributarias 4. El derecho a la devolución de ingresos indebidos. Se debe tener en cuenta que el período de prescripción se puede interrumpir, y volver a contar desde cero, por cualquier acción llevada a cabo por la Administración y de la que el contribuyente tenga conocimiento formal, o por ejemplo por la interposición de reclamaciones o recursos por parte del contribuyente. Iván Sáez Fuertes y Gonzalo de Foronda, Director y consultora del departamento People Advisory Services de EY, responden a las principales cuestiones a tener en cuenta en su declaración del IRPF 2017
Vontobel lleva implementando una metodología propia para el análisis de los criterios ASG (Ambientales, Sociales y de Gobernanza corporativa) desde el año 2010, dentro de la gestora de fondos. Esta metodología ha sido integrada dentro del proceso de inversión para los mercados emergentes y desarrollados con el objetivo de mejorar el perfil de riesgo/retorno de las inversiones. Como gestores de activos de convicción, nos centramos en identificar las fortalezas individuales y las debilidades de las compañías que constituyen nuestro universo de inversión y en seleccionar aquellas que cuentan con las valoraciones más atractivas. Por eso, la integración de los riesgos ASG forma parte del ADN de la filosofía de inversión de nuestra boutique. En este sentido, para que una empresa pueda entrar a formar parte del universo de inversión debe cumplir con una serie de requisitos previos que están en línea con nuestro enfoque basado en cuatro pilares (ver gráfico 2): retorno sobre el capital invertido por encima de la media, sólido posicionamiento en su industria, valoraciones atractivas que ofrezcan un margen de seguridad al valor intrínseco de la entidad y, por último, capacidad del equipo directivo de la compañía para ejercer un liderazgo eficaz en la gestión de los criterios ASG. Pensamos que una fuerte generación de efectivo constituye, en última instancia, el motor de la rentabilidad de la acción y que la incorporación de una gestión correcta de los criterios ASG se ha vuelto cada vez más importante para que las empresas puedan mantener sus liderazgos sectoriales y una fuerte rentabilidad financiera. Dentro del análisis ASG, nos centramos en determinados aspectos que son importantes para la industria en la que opera la compañía. El equipo de Vontobel ha desarrollado una Metodología de Estándares Mínimos en la que dichos mínimos específicos para cada sector subrayan y ponderan un amplio abanico de criterios ASG específicos dentro de una valoración más completa. De esta forma, nos centramos en aquellos puntos que consideramos cruciales y que podrían tener un impacto negativo importante en el desarrollo de los flujos de caja futuros. Emergentes: el análisis ASG resulta aún más relevante cuando se trata de invertir en mercados emergentes Dentro de este análisis, cada indicador específico recibe una puntuación entre 1 y 5, siendo 1 la más baja y 5 la más alta; al mismo tiempo que está claramente definido qué necesita una compañía para conseguir cada puntuación. En este sentido, es necesario que la entidad obtenga una puntuación general mínima de 3 para que pueda formar parte del universo elegible dentro de los mercados desarrollados, mientras que para los mercados emergentes la puntuación mínima se ha fijado en 2,4. La Metodología de Estándares Mínimos es diferente para cada sector y, en consecuencia, el peso de los tres segmentos «ambiental», «social» y de «gobernanza corporativa» varía de unas industrias a otras. Por ejemplo, en los sectores de energía, materiales y servicios públicos, el criterio ambiental tiene un peso del 50%; en comparación con el sector financiero, donde recibe una puntuación del 20% del total. Evaluar el riesgo Nuestro proceso de análisis ASG constituye asimismo una herramienta para evaluar el riesgo que nos permite detectar aquellas compañías más rezagadas en términos ASG y evitar las que tienen prácticas ASG negativas que podrían impactar en la rentabilidad del título. Varios estudios empíricos han demostrados que evitar aquellas entidades con un mal comportamiento ASG añade más valor que invertir en empresas con un comportamiento ASG destacado. Además, cuando se selecciona un enfoque de integración ASG resulta clave contar con una auditoría independiente. En nuestra boutique, un experto en materia ASG que no está involucrado de otra forma en el proceso de inversión garantiza que las puntuaciones que recibe cada nombre son un reflejo fiel de su comportamiento ASG. A lo largo de los años hemos probado nuestras puntuaciones tanto a nivel global como a lo largo de todos los sectores. Los resultados muestran que las empresas con una puntuación más elevada registran mejores rendimientos que las que tienen puntuaciones bajas. Esta mayor rentabilidad teórica pone de manifiesto que la Metodología de Estándares Mínimos que hemos diseñado proporcionan una valiosa información adicional para la evaluación de una empresa y puede constituir un factor de considerable valor añadido en el proceso. Los resultados han mostrado, además, que este enfoque resulta aún más relevante cuando se trata de invertir en mercados emergentes. Activismo Otra manera de promover los criterios ambientales, sociales y de gobernanza es a través del ejercicio de los derechos de voto que otorga el ser accionista de una compañía. Este activismo supone una parte clave de la inversión sostenible y también una parte central de nuestros deberes fiduciarios. Para maximizar nuestro impacto positivo, hemos firmado un acuerdo de colaboración con Hermes Engagement Ownership Service (HEOS). Además, el equipo de la gestora de fondos se involucra con la dirección de las compañías de manera informal a través del proceso de análisis y de monitorización de la inversión. De este modo, se tratan directamente aquellas cuestiones que generan preocupación cuando se considera apropiado.
La estrategia de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) para limitar la producción de crudo, las especulaciones sobre futuras restricciones que recaerían sobre Irán, las tensiones bélicas en Oriente Medio y un avance en la demanda han sido algunos de los motivos fundamentales para la subida del precio del petróleo Brent, hasta alcanzar los 80 dolares el barril. El banco estadounidense Morgan Stanley ha elevado su estimación hasta 77,50 dólares al final de 2018, frente a su anterior previsión de 72,50 dólares. Y prevé una subida aún más importante para los ejercicios 2019 y 2020. Para Daniel Lacalle, economista jefe de Tressis y profesor en la IE Business School, la OPEP –con el objetivo de estabilizar el mercado– ha llevado a cabo la reducción de producción más importante desde la crisis del 73. Pero asegura que una vez lograda la meta, «se mantuvieron agresivamente los recortes con el fin de que el precio del crudo subiese». El especialista indica que haber retirado la oferta en un entorno de crecimiento ha generado un «alza artificial». Por su parte, Goldman Sachs ratifica que la demanda superará a la oferta a corto plazo y coincide en que el oro negro «tiene más recorrido» al alza. Francisco Sánchez Matamoros, analista de XTB destaca dos catalizadores relevantes al momento de explicar el incremento en la cotización del barril de Brent: por un lado, Arabia Saudí ha dicho que llevaría el precio del barril por encima de los 80 dólares. Y por otro, el presidente Trump ha anunciado la retirada de EEUU del acuerdo nuclear con Irán. «Se trata del juego de la oferta y la demanda. Si a partir de la sanciones se reduce la oferta y se mantiene o se incrementa la demanda, evidentemente el precio del barril de Brent irá hacia arriba», dice el especialista. El período alcista continuará a lo largo del año. Sánchez Matamoros entiende que «si bien puede darse una baja de cuatro, cinco o seis dólares, lo normal es que eso sirviera para dar un nuevo impulso alcista hasta alcanzar, en una primera instancia, los 82 dólares por barril». Y añade que el objetivo a nivel técnico para finales de 2018 se situaría en torno a los 88 dólares. «Esto no sucederá de un día para otro, pero la tendencia normal sería alcanzar esos niveles para fin de año», indica. Manipulación de la oferta Por su parte, Lacalle se muestra convencido de que se está frente a una «manipulación de la oferta» y que esta situación podría generar graves problemas políticos con los países consumidores. «No es lo mismo reducir producción por exceso de suministro, a que ahogues la oferta cuando existe un entorno de demanda y un equilibrio en el mercado», explica. El economista considera que la estrategia de Arabia Saudí de elevar el precio a 82 dólares para obtener una mejor valoración de Aramco de cara a su salida a bolsa, tiene poco sustento. «Es muy ingenuo pensar que los inversores van a comprar simplemente porque mantengas el precio artificialmente alto a corto plazo. Es claro que forma parte de la manipulación de la oferta», opina. Sánchez Matamoros señala que al día de hoy los inventarios de petroleo están en máximos históricos. Se está produciendo mucho y lo que intentan hacer es reducir la producción para que el precio suba. «El papel de los productores de petróleo es siempre amenazar con recortes, con acuerdos para producir más lento para que el precio de la cotización se incremente», explica el analista de XTB. Los expertos de Morgan Stanley indican que la oferta de crudo debería aumentar en 5,7 millones de barriles diarios hasta 2020, «y es improbable que esto suceda», Esperan que el precio del Brent se mantenga en niveles de 90 dólares durante los próximos años «Compra con el rumor y vende con la noticia», dice Sánchez Matamoros para explicar el escenario especulativo del mercado mundial del crudo. Un impacto por definir Respecto a España como país importador de petroleo, Lacalle señala que de momento la subida del precio del crudo puede suponer un aumento del coste de las importaciones por unos 5.500 millones de euros. Sin embargo entiende que esto no conllevaría mayores problemas «porque el deficit fiscal de España no es muy importante». También destaca que la subida del petroleo no ha sido significativa si se la mide en euros, «porque la moneda única se apreció bastante». El profesor asegura que la transición de los precios del petroleo a la inflación no será alta. «Las expectativas de inflación en España están alrededor del 1,2%, no tiene un impacto agresivo», afirma el economista jefe de Tressis. Según Jorge Nuño, gestor de Fidentiis Gestion, «la principal conclusión respecto al precio del petróleo es que el crecimiento de la oferta durante los próximos años es insuficiente para satisfacer el crecimiento de la demanda y que el equilibrio de mercado queda a discreción de la OPEP». Los precios del petróleo han subido un 50% desde junio de 2017. «Hay cambios estructurales en el sector que permiten anticipar para los próximos años un mayor riesgo de escasez, que hará que los precios del petróleo estén destinados al alza», dice Nuño.
La opa que presentó el pasado día 12 la eléctrica china Three Gorges sobre el 100% de la compañía portuguesa EDP –de la que ya posee un 23%– ha provocado un serio sobresalto en el seno de la Unión Europea al margen del cambio que puede causar en el mapa energético de la Península Ibérica, donde es la cuarta eléctrica tras Iberdrola, Endesa y Gas Natural Fenosa. Además, la operación llega en un momento en el que las relaciones entre la UE y el gigante asiático no pasan por su mejor momento después de que Bruselas haya establecido unos aranceles al acero de China por considerar que ese país hace «dumping». El desembarco de empresas chinas y, como en el caso de EDP, de compañías estatales en grupos europeos no es nuevo. Sin embargo, lo que sí que ha cambiado es la opinión generalizada en el seno de la Comisión Europea, contraria ahora a la presencia china en sectores estratégicos. Hasta hace pocos años, Bruselas tiraba abajo cualquier barrera fijada por los estados miembros a la entrada de inversores extranjeros. Así sucedió con la denominada «acción de oro», que era la potestad que tenían los gobiernos, entre ellos España, para vetar la presencia de ciertas empresas foráneas en sectores estratégicos, como la energía y las telecomunicaciones. En nuestro país, por ejemplo, el accionariado de las propietarias de las centrales nucleares estaba cerrado a inversores extranjeros. Los robots de Kuka Pero en los últimos años la UE ha pasado del «todo vale» a vigilar con lupa las operaciones de empresas chinas. Sobre todo, después de que Midea se hiciera en 2016 con la alemana Kuka, empresa de robots industriales «crucial para el futuro digital de la industria europea», dijo el entonces comisario de Economía alemán Günther Oettinger. Solo en el primer semestre de 2016, los inversores del país asiático se gastaron 9.700 millones de euros en la compra de 37 empresas alemanas, como Krauss-Maffei (plásticos) y EEW (reciclaje). Incluso, los servicios secretos de EE.UU. intervinieron para frenar la venta de Aixtron, una empresa alemana del sector tecnológico, al grupo chino Fujian Grand Chip Investment (FGC), por el temor a que utilizaran su tecnología con fines militares. Después se sucedieron la compra de la división de motores de arranque de Bosch por el grupo de maquinaria minera de Zhengzhou y la inversora China Renaissance Capital Investment, la adquisición del aeropuerto de Hahn por HNA y, también por este inversor, de un 10% del Deutsche Bank. Por todo ello, y ante el malestar de distintos sectores y de la opinión pública, el Gobierno de Angela Merkel aprobó hace poco más de un año un decreto para reforzar las reglas sobre inversiones extranjeras en sus empresas consideradas estratégicas, en un contexto de desconfianza de las inversiones chinas en Europa. Así, cualquier inversión superior al 25% del capital de una empresa por parte de una compañía extranjera, es decir de fuera de la UE y de la Asociación Europea de Libre Cambio (AELC), debe ser supervisada por el ministerio de Economía para verificar si la transacción es susceptible de atentar al orden público o a la seguridad del país. Como es lógico, la estrategia del Gobierno alemán ha calado en la Unión Europea y ahora es refrendada por la mayoría de sus estados. El verano pasado, el presidente francés, Emmanuel Macron, criticó que la UE no hubiera evitado en el pasado tomar medidas contra la competencia desleal de empresas extrajeras en algunos de sus «sectores estratégicos» y abogó por un libre comercio «sin ingenuidad». Explicó que «no soy nada favorable al proteccionismo, pero soy defensor de la justa protección». Y en enero pasado, Macron defendió ante su homólogo de China, Xi Jinping, la idea de definir los sectores económicos de la Unión Europea (UE) que se consideran estratégicos para su soberanía y queden cerrados a la inversión exterior, como la china. Tras reunirse con Xi Jinping en Pekín, Macron recalcó la importancia de que la UE tenga un enfoque común en su política hacia China, el país que en pocos años se convertirá en la primera potencia económica del mundo. El dirigente francés defendió especialmente ante Xi su idea de que la UE defina una serie de sectores económicos que deben estar vetados a las inversiones chinas, además de detallar aquellos que sí estén abiertos. Mecanismo de supervisión Actualmente, la Comisión Europea está trabajando en un mecanismo de supervisión de inversiones que pretende incrementar la transparencia sobre las inversiones que puedan afectar a la seguridad o al orden público, concienciar sobre sus implicaciones estratégicas, especialmente a los estados que no cuentan con sus propios mecanismos de supervisión de inversiones, y permitir que la UE supervise inversiones vinculadas a proyectos que ha financiado, según Mario Esteban, del Real Instituto Elcano. Para lograr estos objetivos, el borrador de la Comisión propone un mecanismo que se basa en la cooperación entre la Comisión y los estados miembros a partir del reparto de información entre ellos. Este mecanismo no obligaría a los países miembros a establecer sus propios organismos de supervisión de inversiones, ni otorgaría a la UE capacidad para bloquear inversiones dentro de sus estados miembros. Sobre este asunto, el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, afirmó el pasado jueves que el Gobierno está estudiando «con mucho detenimiento» la opa de la estatal China Three Gorges sobre EDP para decidir si da las «autorizaciones correspondientes». Nadal dijo que una operación de estas características tiene una «complejidad regulatoria» y el Gobierno tendrá que «mirar con mucho cuidado todas las implicaciones» antes de decidir si da las «autorizaciones correspondientes».
El catálogo de pisos turísticos ofrecido en Airbnb se ha disparado en las grandes ciudades españolas. Tanto, que en abril de este año la plataforma contaba ofrecía 46.812 inmuebles en las cuatro urbes más pobladas de España (Madrid, Barcelona, Valencia y Sevilla). Durante el cuarto mes de 2016, esta cifra no alcanzaba los 30.000 apartamentos. Son las cifras que maneja AirDNA, consultora especializada en la recopilación de datos de Airbnb en todo el mundo y a las que ha tenido acceso ABC. El crecimiento de los pisos turísticos de la compañía, líder destacada en este mercado en España, ha provocado que la oferta de apartamentos haya pasado en Madrid y Barcelona de 15.779 en abril de 2015 a 34.166 el mes pasado. La capital, que cerró 2014 con poco más de 4.000 viviendas, cuenta ya con casi 15.300 pisos turísticos apuntados en la plataforma. Sin embargo, la ciudad condal encabeza el mercado, con una oferta de 18.875 apartamentos. Casi 11.000 más que hace cuatro años. Tras ellos, destaca el crecimiento experimentado por Valencia y Sevilla. La primera ha triplicado su oferta en los últimos tres años, pasando de ofrecer 2.819 viviendas de uso turístico en agosto de 2015 a 6.419. La capital hispalense ha cosechado un crecimiento similar y hoy cuenta con un portfolio de 6.227 apartamentos en Airbnb. El repunte del número de reservas es una consecuencia de esta evolución. En Barcelona superan ya las 15.000, en Madrid se sitúan en torno a 13.000, en Sevilla rozan las 6.000 y en Valencia se acercan a las 5.000. La tasa de ocupación, además, se aproxima a la registrada por los hoteles, estando apenas dos puntos por debajo en Madrid o Barcelona. Los propietarios de estas habitaciones, de hecho, ya ganan más por noche que los establecimientos hoteleros de estas ciudades, según los datos de AirDNA. En Barcelona, tras crecer un 171% en los últimos cuatro años, la facturación media alcanzó los 101 euros el mes pasado. Supone un 31% más que la media hotelera, que ronda los 77 euros. En Madrid, los ingresos por habitación han alcanzado los 70 euros por noche, un 7%más que el precio medio de una habitación de hotel, según los datos manejados por la consultora. Cifras que no hacen más que reflejar que la plataforma californiana ha logrado un crecimiento exponencial en los últimos años en España. No se trata, sin embargo, de un desarrollo exclusivo de Airbnb, sino que otras empresas especializadas en el alquiler de pisos turísticos, como Wimdu o Homeaway también han incrementado notablemente su oferta. Toda esta expansión se ha convertido en un caldo de cultivo que ha llevado a la Administración a imponer limitaciones a este mercado. Primero Hacienda impuso nuevas obligaciones de información a estas compañías. Y en las últimas semanas, distintos ayuntamientos, como el de Madrid o el de Valencia, han anunciado que endurecerán los requisitos a cumplir para ofrecer en alquiler este tipo de apartamentos. El sector turístico aplaude estas restricciones. pero también destaca que son demasiado abruptas. No hay que olvidar que algunos consistorios como el de Palma de Mallorca han propuesto directamente prohibir los pisos turísticos. Además, para organizaciones como Exceltur, estas normas llegan tarde. La asociación ha apuntado en varias ocasiones el descontrol regulatorio de este mercado. Una situación que ha permitido, según sus cálculos, que el número de pisos turísticos ofrecidos en las 22 primeras ciudades de nuestro país supere al de las plazas hoteleras.
Hace no demasiado, los inversores de Wall Street veían en la marihuana poco más que un pequeño placer tras una demoledora jornada de trabajo. Hoy, el cannabis se está convirtiendo en uno de los activos más prometedores en la capital mundial de las finanzas. El avance progresivo de la legalización de la marihuana -primero, para su uso medicinal, y cada vez más para fines recreativos- destapa un negocio multimillonario en el que los grandes actores empiezan a moverse con agresividad. En los últimos meses, dos gigantes de la producción de marihuana legal, las canadienses Cronos Group y Canopy, han dado el paso de cotizar en Wall Street para atraer inversores en un momento decisivo para la industria: se espera que Canadá legalice el uso recreativo de marihuana este verano y California, el estado más poblado y con mayor potencia económica de Estados nidos, lo hizo a comienzos de año. Nueva York a la espera En Estados Unidos, ya son treinta los estados que permiten el uso medicinal del cannabis y otros diez los que, en diversos grados, autorizan su consumo recreativo. Otro potencial gran mercado para la marihuana legal, el estado de Nueva York, podría sumarse a esa decena de estados a corto plazo. La marihuana es todavía ilegal a nivel federal en el gigante norteamericano y su legalización cuenta con enemigos acérrimos en lo más alto de la Administración, como el fiscal general, Jeff Sessions. Sin embargo, la marea a favor de su regularización parece imparable, e incluso el presidente, Donald Trump, no ha mostrado interés en abrir una guerra contra la marihuana. Según un estudio de Pew, el 61% de los estadounidenses están a favor de su legalización para uso recreativo, lo que indica, que antes o después, llegará el momento en que sea un negocio legal. En este contexto, Cronos Group empezó a cotizar a finales de febrero en el Nasdaq, el mercado de preferencia de compañías tecnológicas, incluso de gigantes como Apple, Intel, Cisco o Microsoft. Se convirtió así en la primera productora pura de marihuana en cotizar en Wall Street. Resultados dispares Sus últimos resultados han sido mixtos: sus ventas se han disparado un 473% en el último año, pero todavía no está en beneficios, con unas pérdidas en el primer trimestre de este año de 750.000 dólares. La buena noticia es que está lista para disparar su producción de los actuales 6.650 kilos al año a mas de 47.000 a partir del año que viene, lo que da una idea de la demanda que tiene su producto. Para ello, Cronos está montando plantas de producción en Australia e Israel, además de expandir la que tiene en Canadá. Ahora, su competidora Canopy, la mayor productora de marihuana legal de Canadá, ha optado por hacerlo en la Bolsa de Nueva York, la más potente del mundo. Esta semana, presentó la solicitud para ser incluida en el índice, una decisión que se tomará a finales de este mes. «Una de las principales razones de cotizar aquí es que, en un momento en el que crecemos a nivel mundial, tener inversores institucionales de Estados Unidos es de mucha ayuda», aseguró a Bloomberg el consejero delegado de la compañía, Bruce Linton. «Es hora de que el mercado deje de contar chistes de porros y empiece a hablar de las oportunidades de inversión». Tanto Cronos como Canopy llevaban tiempo cotizadas en la bolsa de Toronto, la principal de Canadá, con buen desempeño. Por ejemplo, el valor de la acción de Canopy se ha triplicado en el último año. Se cocina un cambio El mercado de la marihuana da otras señales de estar cocinando grandes cambios: otras dos empresas canadienses -Aurara Cannabis y MedReleaf- acaban de anunciar su fusión, mientras que en Estados Unidos hay quien se prepara para cambios que se antojan inminentes. MedMen, una empresa que, además de producir, tiene una extensa red de dispensarios, acaba de abrir un establecimiento en la Quinta Avenida de Nueva York, a medio camino entre una tienda de Apple y una galería de arte de Chelsea. Todavía solo puede vender a quienes van con receta del médico, pero la decisión de invertir en un local en una zona tan demandada indica que quiere posicionar su marca para cuando el cannabis sea legal. Todas estas apuestas cobran más sentido con las proyecciones que se esperan para el negocio del cannabis. Pese a que todavía no se permite su consumo recreativo en la mayor parte de Estados Unidos y Canadá, el año pasado el negocio de la marihuana legal movió 9.200 millones de dólares, un volumen similar a toda la industria de los ‘snacks’. Se espera que dentro de una década, se dispare hasta los 47.300 millones de dólares, según los datos de BDS Analytics. Esta misma consultora asegura que esta industria empleaba el año pasado a 121.000 personas, y estima que en 2021 se disparará hasta 292.000 trabajadores.
El comercio electrónico («ecommerce») continúa incrementando su peso en la economía española. Tal y como recoge el informe «Situación y perpectivas del comercio electrónico minorista» elaborado por EAE Business School a partir de datos de fuentes como el INE, la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia) o la OMC, navarros y madrileños han liderado las compras online en España durante 2017 con el 64,5% y el 63,8%, respectivamente de personas de entre 16 y 74 años que han usado internet para hacer sus compras, según el INE. Junto a estas dos comunidades autónomas también han destacado Baleares (62,7%), Aragón (61,2%) y País Vasco (60,1%). En el otro extremo autonomías como Galicia y Extremadura, con tasas inferiores al 50% y a bastante distancia de la media nacional, del 54,7%. Solo entre 2010 y 2017, en el conjunto de España esta tasa casi se ha duplicado, pasando del 28,6% al 54,7%. Lo que supone una tasa acumulada de crecimiento (TACC) del 9,7% en el citado periodo. Para Javier San Martín, profesor de EAE Business School y coautor del Informe, hay al menos tres factores que potencian el uso del comercio electrónico y que podrían explicar estos datos: La existencia de «entornos profesionales muy exigentes» ejemplificada en la Comunidad de Madrid y que ocuparían mucho tiempo; «una población desarrollada que vive dispersa» citando expresamente el caso de Navarra, así como «zonas con poco comercio local o con un alto porcentaje de residentes no nacionales», lo que a juicio de este experto podría ser la situación de las Islas Baleares. Al respecto, San Martin ha explicado que en países como Reino Unido- que cuentan con miles de nacionales residiendo en territorio español- «el ecommerce es una realidad desde hace muchos años y que, en las zonas rurales, compran de esta forma ya sea por conveniencia, comodidad o por el idioma». En este sentido, ha recordado que en Reino Unido la economía digital tiene un peso estimado del 7,9% sobre su Producto Interior Bruto (PIB) frente al 2,45% que tiene en el caso del español. Precisamente los británicos se cuentan entre los países donde este tipo de economía tiene una mayor presencia. Como ha constatado San Martín, «Europa no va a una velocidad unitaria, ya que hay países donde el ecommerce no está muy desarrollado, a pesar de que el Reino Unido es el país con el mayor porcentaje de compra online». En concreto, según el Informe de EAE Business School, prevé que el comercio electrónico minorista representará en 2021 más del 15% del comercio mundial. Por zonas geográficas, la más dinámica para se localiza en Asia-Pacífico con una cuota de mercado del 12,1% frente a una penetración del 8% en Europa Occidental con Reino Unido al frente, superando ligeramente a América del Norte (8,1%). Por detrás quedaría el centro y este del Viejo (3,4%), así como América Latina (1,9%) o África donde el «ecommerce» apenas abarca el 1,8% de la cuota de mercado. L Crecimiento exponencial en España Volviendo a España el peso del «ecommerce» se ha ido incrementando año a año. Por ejemplo, según datos de la CNMC recogidos en el Informe, sólo en el tercer trimestre de 2017 el comercio electrónico tuvo un volumen de negocio de hasta 7.785 millones de euros alzándose en términos interanuales hasta los 28.536 millones de euros, las más elevadas de la serie histórica. Con un crecimiento acumulado desde el tercer trimestre de 2013 del 5,6%. Como ha apuntado San Martin, coautor del Informe, si le ponemos nombres propios al «ecommerce» en España, el líder indiscutible es Amazon (304 millones de clientes activos a nivel mundial), seguido por Ebay y El Corte Inglés. «Este tercer lugar lo podría perder, ya que hay una filial de la china Alibaba (ha captado ya el 30% de los clientes digitales a nivel mundial) que va creciendo cada vez más en España», ha advertido este experto. En cuanto a número de transacciones, sólo en el tercer trimestre de 2017 estas fueron 126,5 millones alcanzando en el acumulado del año las 477,35 millones, el número más elevado registrado hasta ahora con un gran disparidad en el importe: 134,43 euros de media las realizadas desde el extranjero con destino a España mientras las internas fueron más reducidas, 67,91 euros de media. Desde España al extranjero fueron tan solo de 47,39 euros de media. De todas las operaciones registradas, un 57,7% han sido generadas con otros países, mientras el comercio interior representó el 34,6% de las transacciones. Sobre el mayor volumen de las transacciones con otros países frente al comercio interno, San Martín lo ha atribuído al «efecto logístico» ya que a plataformas como Amazon «les interesa tener más concentrado el stock de determinados productos» en ciertos países. Por sectores, en España, la mayor actividad en «ecommerce» corresponde a las agencias de viajes, un 15,6% del total, al transporte aéreo (9,9%), la moda (5,1%), seguidos por actividades relacionadas con el turismo como el alojamiento o el transporte de viajeros, con el 4,7% y 4,3%. Más lejos quedan los espectáculos o eventos deportivos (4%), así como los juegos de azar (3,5%). Para el profesor de EAE Business School, el peso de las agencias de viaje y del transporte áereo se debe a que el comercio electrónico es «el primer canal de venta a nivel mundial». Lo que también sucede con la moda: «Se está consumiendo muchísima moda a través del ecommerce», una observación que este experto ha atribuído a las facilidades en la devolución.