Al avance tecnológico se le ha ido el santo al cielo pensando en una sola pregunta: "¿Cómo podríamos hacer esto?". Pero se ha dejado en el tintero otra cuestión: "¿Qué consecuencias tendría?". Este es el vacío que quiere llenar Artefact, una consultora norteamericana de diseño e innovación. "Desde los muros llenos de noticias falsas hasta la adicción al móvil, estamos despertando a las consecuencias involuntarias de la tecnología", aseguran.

Seguir leyendo.